SíGUENOS EN: Siguenos en twitter  Siguenos en facebook  Siguenos en youtube
relojes web gratis
El Comentario de Hoy: La bajeza y la crueldad humana no tienen límites
Juan PÉREZ AUDELO | Cuarta Plana
Martes, 04 de septiembre de 2018 13:18 hrs.

07:28 Sección 22 confirma marcha para este miércoles en Nochixtlán
02:42 EL COMENTARIO DE HOY: A la invasión del Centro Histórico, nadie le quiere entrar
01:57 Suma y multiplica Murat; restar, divide en política
Lun Invita Gobierno capitalino a participar en los Juegos Nacionales Populares 2019
Lun Agencias de Chimalapas exigen a Murat a cumplir con obras
Lun Ayuntamiento capitalino anuncia la 1ra. Campaña Integral de Salud
Lun Leo Dan se dice muy contento por pisar por primera vez Oaxaca
Lun Descarta CAO afectaciones considerables por lluvias en carretera de Oaxaca
Lun Arriba Policía Estatal para retiran a manifestantes de la caseta de Huitzo
Lun Camilleros del Hospital Civil inician paro para exigir remplazo de personal
Lun Cae avioneta en Tuxtepec, sorpresivamente encontraron personas al interior
Lun Confirma Murat que 2 mil efectivos de la Guardia Nacional arribarán al Istmo
Lun POR EL HUESO
Lun Don Daniel Hernández Cruz, hombre de acero de El Parián
Dom CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Tercer lunes del Cerro y malas finanzas
Dom El régimen político de la Cuarta Transformación V
Dom DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: MORENA: El enredo legislativo
Dom Transístmico, detonador real del desarrollo del sur-sureste
Sáb Denuncian falta de medicamentos en Hospital Civil de Tuxtepec
Sáb La Facultad de Derecho tiene nuevo director; tomará el cargo hasta noviembre
Sáb Por falta de luz eléctrica bloquearon por varias horas paso en Tlacolula
Sáb Juchitán entrega estafeta a Chicapa para representarlos en la Guelaguetza 2019
Sáb San Carlos Yautepec vendrá por primera vez a la Guelaguetza
Sáb La Preparatoria Siete de la UABJO trabaja por la mejora continua
Sáb Muere otro hombre de aspecto indigente, ahora en la Central de Abasto

El reportaje

 

La opinión

Oaxaca, Oax.- Los libros de historia revelan que la humanidad klñ´’0vivió, de los siglos trece al dieciséis, una época de oscurantismo. A esa etapa se lo conoce como Edad Media o Medioevo. La Iglesia y el fanatismo establecieron una época de terror. Cualquier denuncia de brujería, herejía, apostasía o práctica que no comulgara con el dogma religioso, era tomada por la Inquisición o el Santo Oficio, para condenar, torturar con instrumentos sofisticados para infligir dolor y, llevar al acusado a la hoguera.

Las crónicas medievales cuentan que la quema de supuestos herejes o brujas, con leña verde, se convirtió en un espectáculo público. Se alimentó el espíritu animal de la gente. Igual lo fueron los ahorcamientos o la muerte con guillotina de Dantón, Luis XV, María Antonieta, Robespierre, Marat y otros personajes de la Revolución Francesa, en la hoy conocida como Place de la Concorde. Hay un goce enfermizo de la especie humana por la agonía de sus semejantes. Igual en las lapidaciones, degüellos y ahorcamientos hoy en día en el Medio Oriente. La bajeza y la crueldad humana no tienen límites.

En la obra del filósofo francés Michel Foucault, “La vida de los hombres infames”, se da cuenta de castigos, torturas y prácticas de sadismo en contra de enfermos mentales, supuestos criminales y personajes estigmatizados por la sociedad o un grupo social. Sin embargo, aún en la época medieval, eran llevados a juicio. Pero por lo que hemos visto en los últimos tiempos, sólo basta que una multitud señale –con razón o no- para que una jauría se lance, lapide, ahorque o incinere a aquellos a los que no les han dado la oportunidad de aportar o explicar elementos sobre su inocencia o culpabilidad.

Con lo que ocurrió hace unos días, en Acatlán de Osorio, Puebla, en donde dos hombres fueron detenidos, sacados de prisión, arrastrados e incinerados vivos, frente a una muchedumbre que gritaba frenética, arrojaba gasolina y aún grababa en sus teléfonos celulares el suplicio, hemos perdido nuestra capacidad de asombro y hace presumir que hemos llegado a situaciones de indolencia y crueldad inéditas.

Sociólogos o psicólogos pueden devanarse los sesos para encontrar una razón de tal comportamiento criminal en los linchamientos. ¿Desconfianza en la justicia? ¿Hartazgo del gobierno? ¿Frustración, pobreza, desempleo? ¿Deseos de venganza? Con certeza nadie se puso en la piel de los sacrificados. Ahora cualquier hijo de vecino, arropado por una multitud cobarde, con el banal argumento de que se trata de roba-chicos, puede convertirse en criminal sin recibir castigo, mientras el Estado y sus instrumentos sólo se encogen de hombros. (JPA)

  
Imprimir    Enviar por correo
Otras notas
CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Tercer lunes del Cerro y malas finanzas
............................................
El régimen político de la Cuarta Transformación V
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: MORENA: El enredo legislativo
............................................
Crónicas de la ínsula: Oscura Luz del Mundo
............................................
El régimen político de la Cuarta Transformación IV
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: Del oficio periodístico
............................................
Mi gobierno va por el combate frontal a la corrupción: Murat
............................................
CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: El pleito de MORENA; el papelón de Othón
............................................
Fundación Alavez, trabaja a favor de la salud de los oaxaqueños
............................................
El régimen político de Cuarta Transformación III
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: DH versus Estado de Derecho
............................................
Enrique Martínez, el mensajero de los funcionarios de la UABJO
............................................
Comentarios (0)

Publicar un comentario nuevo:
 

Portada |  Opinión |  Deportes |  Turismo |  Cultura |  Educación |  Galería |  Sucesos |  Reportajes |  Tv