SíGUENOS EN: Siguenos en twitter  Siguenos en facebook  Siguenos en youtube
relojes web gratis
Principios, normas y valores de la política III
Por las labores que desempeña, el político o el gobernante, deben tener una presencia grande, porque grande es su carga pública.
Cipriano FLORES CRUZ | Cuarta Plana
Domingo, 19 de enero de 2020 08:25 hrs.

09:30 Asamblea informativa de Ramírez Cuéllar, nuevamente divide a Morena
08:39 Morena va por la gubernatura de Oaxaca en 2022: Ramírez Cuéllar
08:22 Caravana de los Derechos Humanos llega a Pueblo Nuevo como factor de cohesión social
08:16 Conmemora Ayuntamiento capitalino CVII aniversario luctuoso de Francisco I. Madero
08:04 DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: Gobernabilidad vs inversiones
07:52 Los porros-sicarios y el derecho ciudadano a la legítima defensa
Sáb Muere expresidente municipal de Ciudad Ixtepec, Félix Serrano Toledo
Sáb San Francisco la Paz, Chimalapa, piden apoyo ante afectaciones por lluvias
Sáb Domingo de conciertos en los órganos históricos de Tlacochahuaya y Tlacolula
Sáb Concluye Diplomado Internacional sobre Embarazo y Maternidad Infantil Forzada
Sáb Fortalece COBAO infraestructura y equipamiento en planteles de la Costa
Sáb Prisión preventiva oficiosa para agresores de comunicadores en Oaxaca
Sáb A paro el Hospital General de Juchitán, por falta de medicamentos
Vie Encabeza Oswaldo García primera asamblea de Ciudades Patrimonio
Vie Promueve IEEPO estrategias para revitalización de las lenguas indígenas
Vie Respalda Murat a mujeres de Oaxaca que se sumen a UnDiaSinNosotras
Vie UABJO profesionaliza en Políticas Públicas y Desarrollo
Vie Atención eficiente a población indígena, prioridad del gobierno de la ciudad: OGJ
Vie Atención eficiente a población indígena, prioridad del gobierno de la ciudad: OGJ
Vie Opacidad en servicios personales en el Congreso de Oaxaca en 2018: ASF
Vie Incurre Seculta en irregularidades en manejo de recursos en Guelaguetza 2018
Vie Abren maestría en Administración Pública y Gobierno en la BUO
Vie Exigen revocar mandato a edil de Tlacolula; "Traicionó a los ciudadanos"
Vie Enfrenta SSO probable daño a la Hacienda Pública por mil 446 MDP
Vie Exhorta Ayuntamiento capitalino a grupos vecinales a evitar cierre de vialidades

El reportaje

 

La opinión

Oaxaca, Oax.- En política, es normal juzgar a las personas por su apariencia, por las formalidades en las relaciones en el poder público, sin embargo, la verdadera valoración de un político debe ser por su carácter.

Así, el político se puede disfrazar de lo que quiera, sin embargo, su piel, sus huellas, su olor, lo delatan, querer ser león es inútil si tiene la personalidad de tejón. El político que vive en el mundo de las apariencias, más pronto que tarde es descubierto.

Un político con carácter es una garantía en el ejercicio del poder público y en las relaciones políticas. El carácter saca a flote las diversas dificultades que implica gobernar, por el contrario, un político sin carácter es, irremediablemente, causa perdida.

Por las labores que desempeña, el político o el gobernante, deben tener una presencia grande, porque grande es su carga pública. Demostrar pequeñez en el cargo público, para el político, es no hacer honor a su enorme responsabilidad. La presencia, no significa despotismo, sino educación, amabilidad, cortesía, gentilhombre. Recordemos, los grandes políticos son como el fuego, repelen a sus enemigos y dan calor a los amigos.

La carrera política tiene la impetuosidad y la velocidad de la flecha, por las grandes responsabilidades que implica el deber de atender con esmero y profesionalismo las necesidades de la población, pero el político debe de entender que tiene que darle el blanco como la flecha, en caso contrario, seguirá volando en vano, pues habría que entender, tal como la flecha, no hay vuelta atrás.

El político vale y se da conocer por su causa, este es su mayor tesoro, la causa lo es todo. Un político sin causa, es una contradicción, sencillamente no se le puede llamar político. Por la causa, si es posible, habría que dar la vida misma. En la memoria colectiva persisten siempre los grandes políticos que representaron las mejores causas.

Si decimos que la política es una actividad para resolver los grandes problemas comunes de la sociedad y que para ello le es menester contar con un carácter sólido, pero también debe aprender a ejercitar, puesto que también es práctica, su corazón y su mente.

La salud mental de un político es fundamental para un buen desempeño de un cargo público, la mente y de su control habla de la existencia de un extraordinario político. La frialdad del conocimiento por la mente se debe acompañar de la sensibilidad del corazón. El político debe de aprender que toda política es ética actuante, mente y corazón van siempre juntos.

Más de las veces, el político se envuelve en la cotidianidad en el desempeño de su cargo, regularmente vive en la contingencia, ser absorbido por esto es de lamentarse. Debe romper con esta cotidianidad y apegarse siempre lo que quiere lograr. Es pertinente tener objetivos muy altos en correspondencia a la grandeza de su corazón y de su fortaleza mental. Esto último, es la manera de romper con la cotidianidad del mundo de la política. Con esto se gana el aprecio de la gente.

La actividad en la política es un ejercicio constante. Es activa siempre, nunca hay descanso, por ende, es también permanente. En la política no se tienen horarios, sólo los burócratas de la política se asignan horarios. Es necesario no confundir un servidor del Estado con el político. El político es sólo servidor de la población y utiliza la estructura del Estado para los fines públicos.

También la política y el político deben ser enérgicos, los grandes problemas nacionales no son para blandengues sino para hombres y mujeres de energía constante. El buen político cuando acaba una tarea inicia, inmediatamente, otra.

Las tareas del político, regularmente son grandes, cuanto más grandes mejor, porque mayores serán sus esfuerzos. Sus objetivos y sueños pueden estar presentes, puede ser que no tengan importancia ni hoy ni mañana, pero lo pueden tener en los siglos por venir. El político tiene que tener siempre un sueño, que siempre ilumine sus ojos y su largo caminar le enseñe y le diga a la gente que tiene ese sueño.

Causa, sueño, mente, corazón, energía, voluntad, experiencia, razón, conocimiento, son las herramientas de todo buen político, más bien, ser político ya implica todo ello.

  
Imprimir    Enviar por correo
Otras notas
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: Gobernabilidad vs inversiones
............................................
Firman SAPAO y Santa Cruz Xoxocotlán convenio de colaboración
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS IAIP: La tentación partidista
............................................
El futuro de la ciudad (Martin Vásquez)
............................................
La personalidad de los políticos
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: Justicia bajo fuego
............................................
EL COMENTARIO DE HOY: La complejidad de aplicar la ley en Oaxaca
............................................
Fortalece el IEEPO a las supervisiones escolares de primaria
............................................
Principios, normas y valores de la política V
............................................
Comentarios (0)

Publicar un comentario nuevo:
 

Portada |  Opinión |  Deportes |  Turismo |  Cultura |  Educación |  Galería |  Sucesos |  Reportajes |  Tv