SíGUENOS EN: Siguenos en twitter  Siguenos en facebook  Siguenos en youtube
relojes web gratis
Opinan  
|
Humberto Cruz
Alfredo Martínez de Aguilar
Felipe Sánchez Jiménez
Samael Hernández Ruiz
Alfredo Martínez de Aguilar
Víctor Leonel Juan Martínez
Al Margen

¿Por qué seguimos sin ver a la capital oaxaqueña
como una auténtica zona metropolitana?
Cuarta Plana
Jueves, 08 de febrero del 2018 07:58 hrs.
15:46 Ricardo Anaya se compromete en culminar autopistas en Oaxaca
15:25 A dos años y en Nochixtlán aún no hay justicia, afirma la Sección 22
12:13 APO, 40 años. Relación prensa-poder; sistema político en fase terminal
11:57 Integrantes de MAIZ toman la Caseta de Huitzo; cobran a automovilistas
11:47 Toman oficinas de los Servicios de Salud en Oaxaca
11:47 Toman oficinas de los Servicios de Salud en Oaxaca
08:00 Con marcha la S-22 conmemorará aniversario del desalojo en Nochixtlán
07:53 Matan a dos hombres en balconería de Tututepec, en la Costa de Oaxaca
07:53 Matan a dos hombres en balconería de Tututepec, en la Costa de Oaxaca
07:53 Matan a dos hombres en balconería de Tututepec, en la Costa de Oaxaca
Lun Suma Gurrión compromisos con vecinos de la zona norte de la capital de Oaxaca
Lun Habitantes de la agencia de Dolores reiteran apoyo a Oswaldo García Jarquín
Lun Sección 22 disminuiría paro en Oaxaca; solo sería representativo
Lun Denuncia PSD nueva agresión a sus candidatos, ahora en Zaachila
Lun Voto útil por HP garantiza transformación de Oaxaca y México
Lun ¡Vamos a transformar a la capital!: Manuel de Esesarte Pesqueira
Lun Crónicas de la ínsula: Plazuela de la Libertad de Expresión en Oaxaca
Lun Zimatlán con toda la fuerza para llevar al Senado a Raúl Bolaños Cacho Cué
Lun Anuncian maestros de la Sección 59 del SNTE apoyo a López Obrador
Lun Murat firmará convenio con partidos políticos para garantizar seguridad el 1 de julio
Lun Sección 59 del SNTE logra ingresar en escuelas de la Sección 22
Lun Presentan Guelaguetza 2018, en su edición número 86
Lun Llama CNDH a la 22 a garantizar la educación de la niñez de Oaxaca
Lun Unidad, nuestra mayor fortaleza para ganar el 1 de julio: Raúl Bolaños Cacho Cué
Lun Confirma San Vicente Coatlán que no dejará instalar casillas

El reportaje

 

La opinión

 
 
Imprimir
Enviar por correo

Adrían Ortíz Romero Cuevas
Anteriores
* 2018-06-19 En la carrera al Senado en Oaxaca, Morena se confía; PAN-PRD se desdibuja, y el PRI pisa el acelerador
...............................................
* 2018-06-18 Los mexicanos no estamos acostumbrados a seguir un plan; auto boicot y reparto de culpas nos rebasan
...............................................
* 2018-06-14 Se cumple la previsión: advierte CNTE que la crisis magisterial escalará más allá del 1 de julio
...............................................
* 2018-06-13 Por desánimo y apatía, hoy los electores son impermeables a las propuestas y los debates
...............................................
* 2018-06-12 Debemos eliminar la visión clasista que enrarece los procesos democráticos en México
...............................................
* 2018-06-11 Las acciones hostiles de la S-22, podrían no terminar después de la jornada electoral
...............................................
* 2018-06-07 El cambio de régimen no ocurrirá con alternancia, sino con demostraciones de voluntad hacia la transición
...............................................
* 2018-06-06 Oaxaca de Juárez, un epicentro social sin proyecto ni liderazgos identificables
...............................................
* 2018-06-05 CNTE impulsa un juego de espejos entre las apariencias y sus intereses
...............................................
* 2018-06-04 En la agenda política de la Sección 22, las demandas laborales han sido lo de menos
...............................................

Algunos toman como anécdota un estudio publicado recientemente en el que se señala que Oaxaca es la ciudad con la velocidad promedio de tránsito de vehículos más lenta del mundo. Quién sabe si en realidad nuestra capital ocupe ese sitio en una escala mundial, pero lo que sí es cierto es que enfrenta graves problemas de movilidad debido a la falta de la visión y el proyecto para ser considerada —y sus problemas abordados— como una zona metropolitana. Mientras esto no ocurra, no sólo la movilidad sino todas las condiciones de la capital continuarán deteriorándose.

En efecto, el martes el periódico Milenio publicó una nota en la que se refiere que, de acuerdo con el índice global Inrix, Oaxaca es la ciudad con la velocidad promedio más lenta en el mundo en horas pico, con 5.9 kilómetros por hora, similar a la velocidad promedio de una persona al caminar, cuando el promedio del resto de ciudades se ubica en 14.4 kilómetros por hora.

Según la publicación, el Índice Inrix es el mayor estudio de su tipo en el mundo, elaborado con big data para analizar el impacto de la congestión en 38 países en cinco continentes y mil 360 ciudades, de las cuales 82 son mexicanas. El estudio también destacó que entre 2016 y 2017 la Ciudad de México mejoró cuatro posiciones y repitió como la cuarta con peor tráfico en América Latina. El promedio de tiempo pasado en las horas pico al año también descendió al pasar de 61.5 a 58 horas. Atrás de la capital del país siguen Matamoros, Guadalajara, Tijuana, Tula y Monterrey como las más congestionadas.

Ahora bien, esta información es relevante por la trascendencia que tiene la capital oaxaqueña no sólo para sus habitantes, sino para todos los que, o vivimos o trabajamos o transitamos, diariamente por ella. Y es que si una capital es la ciudad que tiene la preeminencia en los campos social, cultural, económico o de otra índole en un Estado, en nuestro caso Oaxaca de Juárez es la ciudad más importante de la entidad no sólo porque aquí se concentra la mayor actividad administrativa, económica y política de la entidad, sino también porque a diferencia de casi todos los demás estados (en los que existen por lo menos dos o tres ciudades de similar importancia que su capital), en Oaxaca no existe otra población con un nivel de desarrollo similar al de la capital.

Esto significa un reto de multiplicadas dimensiones para la capital oaxaqueña. Pues en primer término, el hecho de que en la entidad no haya otra ciudad con un desarrollo e importancia similar al de Oaxaca de Juárez, no significa que ésta última sea una ciudad desarrollada o con sus problemas urbanos, sociales, económicos y administrativos ya resueltos.

Y si esto es en sí mismo grave, todo se acentúa cuando reparamos en el hecho de que hoy el rumbo que lleva toda la zona metropolitana de Oaxaca es de total abandono e indolencia frente a sus problemas. Hace muchísimo tiempo que la capital no cuenta con un proyecto urbano, con obras de gran calado, e incluso con orden. Y ese es el ingrediente fundamental de los problemas agravados que hoy enfrenta.

NO HAY PROYECTO
En Oaxaca de Juárez no ha habido proyecto, y por eso todos los que han sido presidentes municipales en los últimos lustros han venido a hacer únicamente lo que se les ha ocurrido. Cada uno de ellos, al margen de su extracción partidista, su formación personal o profesional o sus intereses políticos, ha prometido reinventar la capital, sacarla de sus problemas y llevarla a una situación de mejoría, aunque lo único que han logrado es profundizar los conflictos que aquí se padecen.

Y es que Oaxaca enfrenta problemas muy concretos. Por ejemplo, tiene graves problemas de inseguridad que siguen sin ser resueltos. Tiene también un grave problema de rezago en su planeación urbana y en el desarrollo de alternativas para las vialidades, peatones, ciclistas y automovilistas. El transporte público es una asignatura prácticamente anulada; hay un conjunto enorme de problemas de salud pública que a nadie le importa resolver. Y, por la combinación del desinterés, la incapacidad y la desidia a la hora de enfrentar a los poderes fácticos, aquí los giros negros, el ambulantaje, la pillería y hasta la delincuencia organizada han tomado el control de la vía pública en casi todas sus vertientes.

Es gravísimo, por ejemplo, que en Oaxaca de Juárez no haya control de las zonas públicas, los parques, los jardines, las banquetas, las plazas públicas y hasta las calles. Unas pertenecen a los ambulantes, otras a la prostitución, algunas más a los giros negros. Y qué decir de todos los espacios que se encuentran en manos de grupos o personajes oscuros que quieren todo menos el imperio del orden.

El otro gran problema que enfrenta Oaxaca es que sus problemas se han extendido en la misma proporción que ha crecido la capital y se ha ido internando en los mal llamados municipios conurbados. Hoy muchos de esos problemas antes descritos son una preocupación ya no sólo de quienes habitan la capital, sino también de quienes viven en los más de veinte municipios que son considerados ya como parte de lo que debería ser una zona metropolitana de Oaxaca, pero que por la misma visión corta de las autoridades (y la mediocre exigencia de los ciudadanos) no han dejado de ser sino anexos a la ciudad, que bien podrían ser su patio trasero.

¿A poco no Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino, Yatareni, Tlalixtac o San Jacinto Amilpas, tienen una importante “actividad económica” basada en todo lo que no puede hacerse de forma abierta en la capital? ¿A poco no en muchos de esos municipios se encuentran muchos de los problemas de prostitución, giros negros, venta de sustancias prohibidas y demás que no pueden existir de forma franca en Oaxaca de Juárez?

Sobre todo esto, ¿qué propuesta de solución tienen los que aspiran a ser autoridades municipales tanto en la capital como en los municipios “conurbados”? Porque lo fácil es decir que “Vamos por Oaxaca” (o alguna de esas frases cargadas de demagogia, aunque vacías en cuanto a contenido) pero sin tener una noción clara de qué se debe hacer para resolver sus problemas.

DEMAGOGIA
De hecho, se dijo que uno de los problemas más graves de movilidad de la capital se resolverían con el sitibús, y sin embargo éste es otro proyecto que está detenido y en el que una inversión millonaria parece estar condenada al fracaso. Y aunque es útil el distribuidor vial de Cinco Señores, su construcción significó un trauma tan profundo para la ciudadanía, que nadie quiere intentar una obra como esa. Así, si no hay interés ni capacidad de generar proyectos viables, entonces sí encuentra explicación el hecho de que Oaxaca es la ciudad con el tránsito vial más lento del país, y quién sabe si del mundo.

http://columnaalmargen.mx
ortizromeroc@gmail.com
@ortizromeroc
Comentarios (0)

Publicar un comentario nuevo:
 

Portada |  Opinión |  Deportes |  Turismo |  Cultura |  Educación |  Galería |  Reportajes |  Tv