SíGUENOS EN: Siguenos en twitter  Siguenos en facebook  Siguenos en youtube
relojes web gratis
Opinan  
|
Alfredo Martínez de Aguilar
Felipe Sánchez Jiménez
Samael Hernández Ruiz
Adrían Ortíz Romero Cuevas
Humberto Cruz
Víctor Leonel Juan Martínez
Triquis: Una paz que no llega

Triquis: Una paz que no llega
Isidoro YESCAS | Cuarta Plana
Martes, 12 de noviembre del 2019 17:02 hrs.
14:34 Más de 600 MDP para carreteras de pueblos indígenas, reconoce Horacio Sosa
09:56 Reconoce AMLO el "tequio" como institución de ayuda mutua, única en el mundo
09:46 DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: SSPO: Un boquete sexenal
08:40 Presidente, que UIF investigue a Abraham y Leticia en la UABJO
08:25 Principios, normas y valores de la política III
Sáb Amplía Ayuntamiento áreas de producción del Vivero Municipal
Sáb Estos caminos serán recordados como los caminos de la esperanza: AMH
Sáb Cuatro días de bloqueos en las Malvinas en el Istmo y la solución aún no llega
Sáb Era subdirector de Periciales de la Fiscalía el asesinado en Tuxtepec
Sáb Matan a hombre en el estacionamiento de Chedraui en Tuxtepec
Vie Aerogubiños impulsa la calidad de vida de la niñez oaxqeueña
Vie Acerca Ayuntamiento capitalino Caravanas de Bienestar a la juventud
Vie "Locatario Competente" mejora servicio en mercados de la ciudad de Oaxaca
Vie "Soy inocente": Carrizal, por caso María Elena; reconoce relación sentimental
Vie Liberan más órdenes de aprehensión por caso de la saxofonista, María Elena Ríos
Vie Celebra IIHUABJO titulación de profesionales en Historia del Arte
Vie Visita el Presidente López Obrador comunidades indígenas de la Mixteca
Vie Se venda, rente o rife, el dinero del avión presidencial regresará al pueblo: AMLO
Vie Con bloqueos, sindicatos exigen pago de primera quincena de enero a la UABJO
Vie Arriba López Obrador a Oaxaca; lo recibió el gobernador Alejandro Murat
Vie Invertirá el empresario Fernando Flores Fernández en Quadratín Oaxaca
Vie Linchamiento, amenazas y tentativa de secuestro denuncia esposa de Carrizal
Vie Ejecutan a una mujer en Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec
Vie Crean primera Universidad Autónoma Comunal en el estado de Oaxaca
Vie Reporta FGEO 35 personas desaparecidas en la Cuenca; hayan 14 cráneos

El reportaje

 

La opinión

 
 
Imprimir
Enviar por correo
Oaxaca ha sido y es una entidad en donde sus gobernantes se han visto obligados a tomar en cuenta su larga historia de conflictos sociales y políticos para aprender a tomar decisiones que garanticen paz social y gobernabilidad como requisitos indispensables para impulsar, casi a contrapelo y sin grandes resultados todavía, su desarrollo económico y el bienestar de la población.

Algunos lo han entendido, otros no. Y en éste segundo bloque se pueden citar a gobernadores como Manuel Zárate Aquino y Ulises Ruiz Ortiz.

El de Alejandro Murat es un gobierno que, con todo y sus omisiones y yerros en las acciones y metas trazadas en su Plan Estatal de Desarrollo, todavía tiene la oportunidad, para la segunda mitad de su sexenio, de reparar agravios y saldar deudas con sus gobernados y, sobre todo, con los pueblos indígenas, siempre presentes en los discursos y programas oficiales pero pocas veces atendidos en sus demandas y reclamos de justicia, democracia y desarrollo social.

Pero no lo podrá hacer mientras insista en gobernar desde las redes sociales o mediante spots y con un gabinete yuppie alejado de la realidad oaxaqueña y, todavía, delegando cómodamente en el presidente AMLO la responsabilidad de asuntos y políticas públicas propios de la entidad y que, por lo mismo, son de su competencia.

Y es ese el caso del acuerdo de paz en la región triqui que en su más reciente gira por la entidad ofreció recuperar y hacer realidad el Presidente de la República.
Tratándose de una misión tan relevante política y socialmente, la promesa presidencial ya debiera a estas alturas registrar algunos logros, tanto por parte del sector gubernamental (federal y estatal) como de las organizaciones sociales triquis, fundamentalmente MULT, UBISORT, CNC y MULTI.

Ningún avance sustancial ha registrado el anunciado acuerdo de paz

Pero ningún avance sustancial se ha registrado hasta ahora por ninguna de las partes, salvo la insistencia por parte del MULT para impulsar dicha pacificación con el acompañamiento de líderes de opinión, académicos y otros representantes de la sociedad civil, similar a la que en 1999 se ensayó con la Comisión Ciudadana de Pacificación de la Triqui Baja.

La UBISORT también se había pronunciado a favor de un acuerdo de paz, sin embargo, luego que el 5 de octubre se asesinara a uno de sus militantes, Raúl Martínez Cruz, su dirigencia decidió condicionar dicho acuerdo al esclarecimiento de dicho crimen y a un compromiso público del Gobierno del Estado para cumplir acuerdos vinculados a la realización de obras sociales en las comunidades que representan.

Hasta ahora la CNC no se ha pronunciado ni a favor ni en contra de este acuerdo de paz, como sí es el caso del MULTI que, como sabe, ha mantenido fuertes diferencias con el MULT y en un reciente comunicado anticiparon estar “muy lejos de la ruta de la pacificación en la zona (triqui) con tantas mentiras, falta de justicia” y el asesinato del militante de la UBISORT, Raúl Martínez.

Otros dos actores estratégicos para sentar a los líderes de las organizaciones triquis a una mesa de diálogo y empezar a zanjar diferencias que impiden dar el primer paso para el proceso de pacificación, son el director del INPI, Adelfo Regino, y el gobernador Alejandro Murat. Y hasta ahora ambos funcionarios poco o nada han hecho para definir un mapa de ruta que, por un lado, desactive los actos de provocación que últimamente se han escenificado en la triqui baja a raíz del anuncio presidencial para promover un acuerdo de paz y, por el otro, se sienten con los líderes de las cuatro organizaciones triquis para consensar un programa integral de desarrollo social como punto de partida para sentar las bases de un acuerdo de paz que necesariamente debe transitar por un proceso de desarme y la aplicación de la ley para garantizar un paz estable y duradera.

Y frente a un ambiente social y político que pareciera descomponerse, la agenda triqui es, sin duda, tan prioritario como esclarecer la alevosa ejecución de 5 policías estatales en San Vicente Coatlán, Ejutla, y, en general, asegurar la gobernabilidad combatiendo la creciente violencia e impunidad que vuelve a poner en duda la vigencia del Estado de Derecho en nuestra entidad.

Twitter: @YescasIsidoro
Comentarios (0)

Publicar un comentario nuevo:
 

Portada |  Opinión |  Deportes |  Turismo |  Cultura |  Educación |  Galería |  Reportajes |  Tv